Más allá de las Darland's ...

Las Darland’s son las únicas tierras conocidas donde aun existe al parecer algo de cordura, pero son un pequeño reducto del mundo de Dornagar. Antaño todos los continentes estaban unidos en solo uno, pero antes del nacimiento de los dioses mayores, hubo un suceso qué lo cambio todo. Groban, dios elemental del fuego, abuso de Adarna diosa elemental de la tierra, y luego huyo. El dolor de Adarna se sintió en todo el mundo, resquebrajo la tierra, el mundo y así el gran continente se dividió en otros menores, Nimara intento ayudarla y los océanos se llenaron con este acto de agua, así como los mares.
Actualmente el mundo ha cambiado mucho, y este se encuentra dividido en cuatro continentes, Femento es el continente del oeste, un continente con climas muy variados, lleno de vida y muerte, tierras oscuras y la única luz conocida del mundo. Al sur está el continente de Carsinquiel, cuyas tierras heladas están llenas de extrañas criaturas mitológicas, la vida aquí es más dura qué en Femento, pero aun así posible. Al este se encuentra Kienapon, muy similar a Femento, lleno de vida y muerte, tierra de misterios y secretos del pasado, una tierra mística con extrañas tierras. Al norte se encuentra Tiquinoral, un continente helado, sus tierras suelen estar siempre heladas y la vida es de las más duras del mundo, engendros y demonios helados habitan estas tierras, llenas de especies salvajes y barbarás.
Toda la documentación de este escenario de campaña se centra en las Darland’s y por ello aquí no se va a poner nada de ellas a menos que sea un apunte o anotación concreto, se va a tratar a grandes rasgos de el resto de tierras, continente por continente. Las gentes de las Darland’s desconocen de la existencia de muchas de ellas y esto es reciproco.
Si preguntas a la gente de las tierras libres, aquellos cuya cultura y conocimiento no es más qué el necesario para vivir otro día, te dirán qué allá de las montañas de la tiniebla, solo encontraras el mal y una muerte segura, qué hacia el oeste, los señores de Garfalas han arrasado el mundo y lo han convertido en algo similar a los infiernos de los dioses oscuros, por lo cual si vas no volverás, y al sur, al sur solo puedes ir si quieres tener una eternidad de esclavitud al servicio de la reina bruja, de la diosa de la no-vida, el resto del mundo es el inacabable mar, los dominios de Nimara y Ostrod, qué nunca perdonaron a Gornix qué volviera con Adarna y por ello no permiten qué exista más tierra qué las Darland’s. Pero en algunos lugares de las Darland’s el conocimiento popular es un poco más elevado, los enanos te podrán hablar del norte, más allá de las montañas de las tinieblas, dicen qué viven hombres colosales, gigantescos, qué juraron servir a Gainor a cambio de poder y este los hizo más grandes qué los árboles, los elfos te podrán contar qué más allá de Fur-Nintar están las tierras de Nor-Kad, donde nació su raza, donde sufrió su raza y de donde tuvieron qué irse para venir a las tierras libres, en esas tierras quedaron los elfos malditos por Groban y Gainor, en las tierras de Elindor, te pueden contar qué si viajar por el mar hacia el norte, puedes encontrar unas tierras heladas, llenas de monstruos y aberraciones del frio, un lugar donde no durarías más de un mes, siempre y cuando lleves provisiones foráneas. Las gentes de Enderath, concretamente del reino de Trid, te pueden contar qué al sur de las tierras yermas, están los grandes desiertos, la tierra muerta, donde viven unos extraños hombres cuya piel fue quemada por el dios del fuego y la cual es del color del ébano. Con ellos a veces comercian para traer extrañas telas y comidas. Los handorianos nada cuentas, pues ni muchos de ellos no conocen las Darland’s al completo y los tolgorienses te pueden contar leyendas qué dicen qué muy al este, después del océano de las tempestades, están las tierras donde Haroldo nació como hombre, donde aprendió como guerrero y donde su poderoso dragón mora. Pero sin embargo, si hablas con alguien sabio, un sacerdote de Dornolt, un mago de la escuela de la adivinación o un erudito de las universidades de Holgart, puede contarte mucho mas, aunque esto no sea suficiente. En los archivos de Dafar, se puede encontrar y recopilar la siguiente información y es lo máximo qué se ha escrito sobre las tierras de más allá de las Darland’s.
El continente de Femento, es donde se encuentran las Darland’s, Fur-Nintar, las tierras yermas y Dur-Uruk, qué son las tierras qué conocemos.
Al norte de Dur-Uruk, una vez se pasan las montañas de las tinieblas están las tierras de Forga, unas tierras oscuras y frías, donde viven, hienos y barbaros, en constante lucha.
Al norte de Forga se encuentran las tierras de Raden, donde el frio es el más alto de este continente, aquí se encuentra la nación de los gigantes en constante guerra contra Forga, pues los hienos quieren conquistar las tierras de los gigantes y cada vez qué un caudillo organiza los clanes se dirige al norte, cosa qué los gigantes no permiten. Los gigantes se dedican a la guerra y dejan a los barbaros qué viven en sus tierras las labores del cultivo y el ganado, siendo los segundos siervos de los primeros.
Al oeste de Forga y Raden, se encuentra Witons, una tierra de clima similar a las primeras, donde grandes extensiones de praderas existen por todos lados. Esta fue antaño la tierra donde surgieron los elfos pero actualmente en sus tierras viven algunos elfos lunares y elfos malditos en constante lucha por poseer el control de su reino. Una única ciudad qué perteneció a los elfos antiguos permanece aún en pie defendida por los ángeles solares, elfos lunares y elfos antiguos, evitando qué los secretos aquí escondidos caigan en manos de los elfos traidores.
Al sur de Witons y justo al oeste de Fur-Nintar se encuentran las tierras de Nor-Kod, también llamada Nor-Kad. De clima, flora y fauna similar a las Darland’s, es una tierra salvaje llena de peligros, donde los apacibles minotauros pastan divididos en clanes. Estos se suelen unir a la lucha en contra de los demonios vigados y demonios caosados qué les asedian y qué a veces se alían con los hombres de Zoreb para acabar con los minotauros, pero estos últimos son duros y pacientes y una vez pasa la tormenta, vuelven a sus pastos y van recuperándolos poco a poco.
Al sur de Nor-Kod estan las tierras desérticas de Zoreb, donde el calor es tan fuerte qué la misma tierra agoniza sedienta, todo un paisaje de arena espera al qué en se adentre por sus dunas. Aquí los hombres luchan entre ellos intentando crear su propio imperio, los hombres qué aquí residen descienden de los hombres de Sab-Azar, fueron traídos para servir como esclavos para una raza antigua a la qué aniquilaron en una gran rebelión. A veces sufren también el ataque de sus vecinos del norte y una gran guerra se inicia, otras son ellos los qué se unen a los demonios de Nor-Kod para saquear las tierras de los minotauros.
Siguiendo más al sur se pueden encontrar las tierras de Zorazar, llena de grandes junglas donde extraños animales viven, y tribus salvajes de humanos, trolls colmillo, gondes salvajes y umaks silvanos luchan por sobrevivir a constantes peligros oscuros. Los Ángeles planares y Ángeles divias astrales suelen ayudar a los humanos, fueron enviados por Mirna y Haroldo para combatir a los trolls qué llevan aquí desde hace miles de años.
En los cabos del sureste del continente, estan las tierras más pequeñas del continente, se trata de Tisan, las tierras de los pantanos y ciénagas, donde los gondes silvantes luchan contra los hombres lagarto y los dracotauros por el control. Los dracotauros dominan estas tierras, las cuales gobiernan con puño de hierro, los gondes silvantes se esconden por los bosques y las colinas y esperan su momento, los hombres lagarto viven en los pantanos del sur y van planificando un ataque por toda la costa para recuperar las tierras.
Al norte de estas tierras y extendiéndose hasta las tierras yermas, estan los desiertos de Sab-Azar, donde reinos de demonios arenales, abejados, humanos y gnomos salitres, se disputan la posesión de la tierras de la sal y la arena. Aquí en extrañas ocasiones algunos de los más importantes mercaderes de Trid, suelen aventurar sus barcos para hacer negocios y conseguir extrañas telas, especias y frutas, a cambio de minerales de las tierras libres. Los humanos qué aquí viven, son una leyenda en las Darland’s, tienen la piel de obsidiana, caminan semi-desnudos por sus ciudades y son altos y fuertes, no tienen miedo en sus ojos y pueden estar días y semanas sin comer, ni beber.
El continente de Kienapon está al este del mundo, una vez pasado del océano de las tempestades, las gentes de estas tierras tienen los ojos rasgados y son de estatura más baja qué en el resto del mundo.
Las tierras del norte son llamadas Kima, sus praderas son grandes, es una tierra misteriosa con animales extraños según parece aquí fue donde nació Haroldo como hombre, aquí umaks sangrantes y gondes saltarines se enfrentan a humanos desde hace milenios.
Al suroeste de Kima, estan las tierras de Kisa, unas tierras montañosas, controladas por un poderoso hechicero humano qué domina el fuego y la tierra. A su servicio tiene gondes saltarines y umaks sangrantes, con los cuales intenta invadir Kima. Este hechicero es llamado Ki-Shan-To.
Al este de Kima se encuentra Kido, una tierra de misterio controlada por los Ángeles zenindos y los humanos, y donde dicen qué Haroldo aprendió a luchar. Y buenas fueron sus pruebas, pues en estas tierras los demonios gladessu han establecido varias fortalezas por las montañas e intentan conquistar el territorio para llegar a sus bosques, donde dicen qué hay un portal inactivo con el qué poder traer más criaturas oscuras al mundo.
Al sur de ambas estan las tierras de Kilora, tierra de dragones, y devastadas por el fuego de estos se encuentra. Desde hace milenios los clanes dragones y sus siervos semidragones y seminfernales, luchan sin cesar. Aquí fue donde según cuentan Haroldo encontró al dragón dorado, le salvo la vida y este último juro lealtad al dios de la guerra.
Al suroeste de Kilora se encuentra Kiela, en estas tierras Ángeles azcazen asistidos por humanos llevan milenios luchando contra demonios de fuego, es una tierra devastada al norte de la cual viven las criaturas viarmand de las cuales quedan ya pocas, pero qué sobreviven a los demonios de fuego gracias a la constante ayuda de los Ángeles azcazen.
Al sureste de Kilora se encuentra Jisut, la tierra donde dicen qué elfos dorados viven en constante guerra contra humanos siervos de la oscuridad. Los elfos dorados dominan las junglas de estas tierras, nadie como ellos para esto, pero para su desgracia los humanos tienen las colinas y praderas controladas y su número suele superar al de los elfos dorados.
Al sur de Kiela esta Jilana, la tierra del dolor, donde los siervos de Groban hacen maquinaciones para destruir todo el continente, los pocos humanos y gondes silvantes qué viven aquí suelen ser esclavizados por los demonios del aire, los cuales suelen estar en guerra civil entre ellos. En su bosque más importante, el cual está situado al sureste de estas tierras, un grupo de humanos y gondes silvantes se han aliado para resistir a sus señores, bandidos, truhanes y criminales para los ojos de los demonios del aire, se hacen llamar los libertadores sin dios.
Si existe una tierra similar a Fur-Nintar es Selora. Se encuentra al sur de Jisut y es aquí donde los señores oscuros de Gainor tienen el control de todo lo qué ven y estan enfrentados a los Ángeles de justicia qué intentan impedirlo y a los hombres qué estan cansados de la invasión de los agentes de Gainor. Los hombres no solo quieren expulsar a los agentes de Gainor, también desean echar a los Ángeles de justicia, creen qué cuando estos acaben con los de Gainor, intentaran quedarse las tierras y es por ello, qué los tres bandos se enfrentan entre sí. Los humanos de estas tierras estan enfrentados entre ellos, pues unos sirven a Gainor y otros ayudan a los Ángeles de justicia, tienen tres pequeños reinos qué no suelen progresar debido a estas guerras.
Danar está al sur de Selora, aquí los hombres establecieron un gran reino, pero llegaron las mujeres serpiente y construyeron varias fortalezas, enfrentándose a los hombres, pero por si esto fueran pocos males, los minotauros yak se extendieron por las praderas y atacaron a ambos bandos. Es una guerra cruel qué a veces es más dura para los hombres cuando las mujeres serpiente y los minotauros yak se alían. Por suerte para los hombres, los enanos de piedra de Renom suelen suministrarles armamento de gran calidad para la guerra.
En el sur del continente esta Renom, un pequeñísimo reino donde los enanos de piedra y gnomos metálicos viven en relativa paz, pues a veces esta se ve perturbada por el ataque de hombres pez o de la raza anillada qué proceden del mar menor. Por suerte para ellos los hombres pez y la raza anillada también se odian entre si y terminan matándose unos a otros.
Al suroeste de Jilana, esta Jivala, la tierra de las arañas, donde dicen qué vive la reina araña y su prole, arañas qué aunque no piensan por sí mismas, estan guiadas por la mente de su reina, qué es un ser inteligente y cruel. Estan en constante guerra contra los hombres araña, unos humanoides arácnidos qué fueron creadas y traídas aquí para dominarlas, pero cuyo objetivo fallo y solo piensan en esclavizarlas.
Vanofe es una tierra con bosques y pantanos situada al noroeste de Jivala. Praderas y lagos donde los espíritus de la naturaleza residen junto a druidas humanos y elfos espirituales, estan enfrentados a los espíritus y espectros de la no-vida qué han escapado de la esclavitud y eterna servidumbre de Laila. Por algún motivo todos estos espíritus malvados viajan hasta aquí desde todos los rincones del mundo.
También oculta en estas tierras esta la fortaleza oculta de las guandikas, donde nadie sabe a qué se dedican.
Lassau se encuentra justo al sur de Vanofe, una tierra de colinas, pastos y bosques, fría pero fértil. En el pasado muchos visiluces quedaron atrapados en Dornagar y viajaron hasta Lassau donde se establecieron en pequeñas ciudades, pero para desgracia de ellos, Gainor y Groban trajeron a estas tierras a los replicantes, los cuales se establecieron en pequeñas fortalezas y también trajeron a los asesinos concordantes qué fundaron varias ciudades. Los tres reinos estan enfrentados entre sí, los qué peor lo llevan son los humanos qué aquí residen, pues suelen ser esclavizados y obligados al servicio para los tres reinos.
El continente sur es Carsinquiel, una tierra fría llena de acantilados, colinas abruptas y donde la nieve y el hielo no se extraña durante el otoño y el invierno. Sus gentes tienen una tez muy pálida, más de lo normal.
Las tierras de Lender’s son las tierras qué dieron lugar al origen de las arpías, es por ello qué aquí se encuentra la fortaleza ganchuda, donde viven grandes colonias de estas criaturas al servicio de su reina. Los dragones, cuando cesaron en su trabajo de servicio a los dioses, vinieron a estas tierras y se establecieron en varias ciudades, trajeron consigo a algunos humanos con los qué se aliaron para defenderse de las arpías. Comenzaron a luchar en estas tierras, pero esas pequeñas batallas no serian nada comparado con las guerras qué iban a empezar con la llegada del pueblo caprino, estos aseguraban qué sus antepasados les habían guiado hasta aquí y las tierras les pertenecían.
Carird. Algunos dragones de Lender’s viajaron más al sur a las tierras de Carird, algo más frías y donde fundaron más ciudades con los humanos, pero estos humanos fueron maldecidos por Groban y expulsados por los dragones hacia los bosques del oeste. Dornolt les ayudo en lo qué pudo y así nació el pueblo de los cambiantes. Estos juraron vengarse de los dragones y de Groban, establecieron su reino en la parte este y comenzaron a luchar contra sus antiguos aliados. Viendo el poder de los cambiantes, Gainor creó a los Licántropos y los trajo a estas tierras para qué conquistaran las tierras, así pues dragones, humanos, cambiantes y licántropos se disputan estas tierras.
Ginear cuenta con las plantas más extrañas del continente, aquí moran gran cantidad de criaturas, pero sobre todo los trolls gineanos tienen aquí su principal reino. Los lumi vinieron aquí y vivieron en relativa paz con los trolls gineanos, pero entonces Gainor y sus maquinaciones hicieron qué entraran en guerra y para asegurarse qué estas tierras no verían la luz jamás, trajo a los ogros furiosos para qué lucharan en contra de unos y otros.
Suill estas tierras estan llenas de grandes praderas, y suaves colinas, aquí los ríos son más dulces qué en cualquier otro sitio. Este fue el motivo por el qué Battia trajo aquí a los gengar, cuyo mundo estaba al borde de la destrucción, fundaron aquí su reino, pero los señores oscuros trajeron a los tisores, lo cuales no tardaron en conquistar la mitad del territorio. Los humanos qué aquí vivían, se dedicaban al druidismo y se llevaban bien con los gengar, pero los tisores los exterminaron, antes de qué esto sucediera, los druidas llamaron a los espíritus de la naturaleza y así fue como los sátiros llegaron. Estos no sabían quien había sido el culpable, solo vieron el mal qué estaba haciendo a la naturaleza la guerra de gengars y tisores y entraron a formar parte de la guerra.
Santi la tierra maldita, la tierra del mal. Aquí fueron traídos los demonios joridos, los cuales fundaron un gran reino de maldad, esclavizando a los humanos y doblegando sus voluntades. Tenían dos grandes ciudades prohibidas, donde crearon gran cantidad de demonios saltarines, estos fueron estableciéndose en ciudades y pueblos por todo el reino. Pero estallo una guerra civil, los demonios saltarines se rebelaron y los humanos se les unieron, así fue como perdieron el control del reino los demonios joridos y se dividieron en señores de la guerra, qué luchan por recuperar el control de nuevo.
Terquiel es la tierra de los filos, en ella los cuchillos rojos, los demonio flecha y los demonios lhosk, llevan milenios luchando unos contra otros para dominar los pastizales y las colinas. Dicen qué aquí en algún punto, existe una fuente de poder sin igual y qué le será revelado al qué domine estas tierras.
Menma la tierra de los horrores, los buitracos se establecieron aquí, subyugando a los hombres qué en estas tierras vivían, luchaban entre ellos, pero ningún reino conseguía tomar el control del otro reino. Así siguió durante años, pero la balanza del destino y el antiguo odio de los Ángeles vadios hizo entrar en juego a estos últimos. Los vadios habían sufrido en su mundo la destrucción a mano de los buitracos y les habían seguido, establecieron aquí su nuevo reino, liberaron a poblaciones enteras de humanos, los cuales se les unieron y declararon la guerra a sus antiguos enemigos.
Surte en estas tierras de verdes pastos y bosques densos, los Ángeles planares y zenindos cumplen una sagrada misión impuesta por Davnor, destruir a los diablos astados. Pero no es tarea fácil, pues cada cierto tiempo, estos diablos consiguen activar un portal dimensional y traer más de los suyos, un portal qué jamás pudo ser destruido. Por suerte para Dornagar, este portal solo puede traer demonios astados y se abre cada diez o doce años, durante una hora. Los Ángeles han liberado a muchos de los humanos y elfos de hielo qué tienen esclavizados aquí los demonios astados, pero aun así, muchos otros siguen bajo sus órdenes.
Tersaf en estas tierras vivian placidos varios humanos, pero las arpías llegaron y se establecieron en la zona, los humanos fueron usados por las arpías para aumentar su número. Durante cientos de años fueron esclavos, pero de entre los hombres se alzo unoque organizo una resistencia y se enfrentaron a sus amas. Así quedo todo dividido en reinos qué luchan entre sí.
Ordoquiel estas tierras yermas, han visto durante demasiado tiempo la lucha entre los sauriones, los sauranos y los saurolos. Por culpa de ellas, los humanos qué aquí vivían se extinguieron o emigraron a otras tierras cercanas, como Tersaf o Surte.
El continente del norte Tiquinoral, la tierra del hielo eterno y la nieve sin fin, la muerte helada y donde ni la reina de los vampiros es capaz de llegar con su enorme poder. A esta tierra ha enviado Laila, la reina de los no-muertos, la señora de los espíritus, la reina de los vampiros a sus agentes, estos se han instalado en fortalezas por todas las tierras y estan extendiendo plagas para crear zombis y usando nigromantes para controlar a los no-muertos, pero en sus tierras formidables enemigos tiene, y estas son.
Sagazan la tierra de los gigborgs, donde se encuentran luchando contra fomorianos y horrores garridos por el control de los bosques, las praderas y las colinas.
Crawil en estas tierras heladas, donde la primavera nunca llega, se encuentra una fortaleza oculta donde viven los súcubos. Los humanos originarios de estas tierras, estan en permanente lucha con los súcubos, para no terminar esclavizados.
Alquiordo aquí los demonios del aire y los demonios de tierra, luchan por el control de la costa, pues algún día será un punto importante para comunicarse con las Darland’s. Los humanos de estas tierras tienen también su propio reino, son descendientes de los barbaros de Rabost y los caballeros de Elindor, su coraje no tienen igual, pero difícil es aquí su supervivencia.
Surana la tierra pantano, donde los demonios punzadores y los demonios oscuros luchan por el control de los pantanos y el bosque purpura, donde dicen qué Rashna aparecerá cuando decida volver a andar por las tierras libres.
Kolada la tierra fértil, la tierra donde los hombres de Kima llegaron y se unieron a los aborales para luchar contra los demonios gélidos. Estas tierras tienen grandes extensiones de tierra fértil y bosques buenos para la caza.
Tisoda la tierra del mal congelado, donde la diosa del hielo vive en un profundo sueño. En ella demonios de todo tipo buscan matar a la diosa, pero Ángeles de todo tipo luchan contra ellos para evitar dicho objetivo, pues si así fuera, Gainor y Groban ganarían demasiado poder.

Y estas son las tierras qué se pueden encontrar más allá de las tierras libres, donde cientos de razas luchan, donde millones de criaturas quieren ver caer las tierras de Haroldo, donde otros millones de criaturas esperan qué las Darland’s se organicen y se unan definitivamente en una cruzada para exterminar el mal, pues así es las tierras donde Haroldo y Dornolt unieron los pueblos para qué fueron un faro de luz y esperanza ante tanta oscuridad y maldad. Y todos expectantes de su futuro estan y muchos en ellas intentan intervenir…